Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 20 de marzo de 2016

El 23 de marzo se producirá un eclipse “penumbral” de Luna. La sombra de la Tierra cubrirá a nuestro satélite, pero no del todo. El momento central de este eclipse será a las 7:18 de la mañana, hora de Venezuela (11:48 GMT). En el caso de Venezuela, el eclipse puede ser visto hacia las 5 de la madrugada parcialmente, es decir, cuando la sombra esté empezando a cubrir la Luna, pero no es posible observarlo en toda su magnitud pues al amanecer se pierde la visibilidad. Otros países americanos también podrán verlo, al igual que algunas zonas de Asia y Australia

OMINGO, 20 DE MARZO DE 2016

El eclipse de Luna se lleva los malos hábitos

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro Gonzñalez Silva
El 23 de marzo se producirá un eclipse “penumbral” de Luna. La sombra de la Tierra cubrirá a nuestro satélite, pero no del todo. El momento central de este eclipse será a las 7:18 de la mañana, hora de Venezuela (11:48 GMT).

En el caso de Venezuela, el eclipse puede ser visto hacia las 5 de la madrugada parcialmente, es decir, cuando la sombra esté empezando a cubrir la Luna, pero no es posible observarlo en toda su magnitud pues al amanecer se pierde la visibilidad. Otros países americanos también podrán verlo, al igual que algunas zonas de Asia y Australia.

Los eclipses lunares se producen cuando hay fase de Luna Llena, en donde el Sol se encuentra en el signo opuesto de donde está nuestro satélite, y por tanto, al estar enfrente la ilumina con más fuerza; pero cuando la Tierra se interpone, por breves instantes se oculta este brillo y se produce el eclipse. En esta ocasión, el Sol está en Aries y la Luna en Libra.

Los eclipses, tanto de Sol como de Luna, generalmente producen transformaciones en los seres humanos, no de manera instantánea, sino en un lapso de unos seis meses como máximo.

Al eclipsarse el Sol o la Luna, su energía se interrumpe por unos momentos. En el caso de nuestro satélite, como éste rige el subconsciente, nuestra psique recibe alteraciones que inducen a transformaciones internas; esto ocurre en el plano individual como también global, pues la Luna rige al “inconsciente colectivo”.

El eclipse de Luna provoca cambio de hábitos, hace que afloren viejos temores, traumas o fobias, dándonos la oportunidad de limpiar nuestra mente y liberarnos de esas conductas caducas que tenemos arraigadas y que nos impiden avanzar.

Bajo la influencia pisciana ya se ha producido un eclipse solar favorable para un cierre de ciclo que nos lleve a darle una nueva dirección a nuestros propósitos de vida, una reconexión con nuestra verdadera esencia, y una limpieza de viejos modelos que van formando un “ego” postizo, que debe disolverse para dar paso a nuestro verdadero “yo”.

Ahora empezamos un nuevo ciclo con el equinoccio de primavera, y este eclipse lunar que ocurre poco después de iniciarse el equinoccio, es favorable para proponernos un cambio de hábitos, costumbres y rutinas en nuestra vida, para que acoplemos esos hábitos a nuestros verdaderos propósitos.

Ya el efecto profundo y transformador está andando bajo el efecto del anterior eclipse solar; ahora, este eclipse lunar, que es penumbral, ayuda a terminar de limpiar aquellas zonas que todavía guardan las reminiscencias del pasado, esos hábitos y esas reacciones emocionales que van generando algunos “karmas” que obstaculizan el camino.

Los eclipses de Sol son para darle brillo a grandes metas, los de Luna, son para reformular aquellas pequeñas cosas que pueden entorpecer esas grandes metas. Por ejemplo, una gran meta puede ser desarrollar una gran empresa, pero si esa meta no va acompañada de ciertos hábitos, como la disciplina, el camino será mucho más largo.

Puedo darle nombre a la empresa, registrarla, crear un  plan de acción, pero si no acompaño eso de un horario de trabajo, de un orden administrativo, si no adapto mi rutina de vida a mi propósito, estaré yendo contracorriente, yo mismo me estaré saboteando.

El efecto de este eclipse lunar es muy favorable, porque está irradiado de la energía solar en Aries, que nos ayuda a destacar y desarrollar nuestras mejores cualidades personales para ponernos en acción.

Este eclipse puede dar brillo a los cimientos de nuestra esencia personal y hacerla florecer con nuevos bríos, entusiasmo por la vida, espíritu emprendedor, pionero y de conquista, fortaleciendo nuestra autoestima y fe en nosotros mismos; lo hace porque nos libera de “sombras” que ocultan esa esencia, esas sombras son esos hábitos que nos sabotean.

A su vez, la Luna en Libra, alinea ese ímpetu de nuestra esencia personal para colocarla en armonía con nuestro entorno social, y hace que ese cambio de hábitos favorezca nuestras relaciones humanas, nuestro éxito en una colectividad.

Este eclipse activando al par Aries-Libra, despierta energías que tienen que ver con la individualidad y con la responsabilidad que cada quien debe tener para luchar por sus propósitos y metas, sin esperar a que los demás hagan las cosas por uno.

Pero a la vez nos dice que asumir la responsabilidad individual, no significa ser individualistas, porque el ser humano es social, y sólo en equipo y de manera solidaria podrá lograr su verdadero propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada