Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

miércoles, 23 de marzo de 2016

¿Qué historia hay detrás de la bandera negra del Estado Islámico? F. J. C.ABC_MUNDO / MADRID Día 08/10/2014 -La enseña incluye la primera parte de la «shadada», un texto en árabe que se puede traducir por «no hay más dios que Alá» y que está estampado con letras blancas escritas a mano



El Estado Islámico (EI) ha izado su bandera en la parte conquistada al este de Kobani, la tercera ciudad más importante del Kurdistán sirio y próxima a la frontera de Siria con Turquía. Su enseña negra ya es mundialmente conocida, ondeada esta al viento por hombres barbudos y triunfantes subidos a carros de combate.
El color negro se identifica con la yihad, por lo que también la emplean otros grupos como Al Qaida, Al Shabab o Al Qaida en la Península Arábiga. Sin embargo, el trapo del EI llama la atención por su informal estética: negra y con un círculo blanco donde aparece estampado un texto árabe con letras blancas escritas a mano.
La bandera incluye las palabras la «ilaha, illa-llah»: un texto en árabe que se puede traducir por «no hay más dios que Alá». Tal y como explica un artículo de la revista «Time», el escrito es un mensaje de la «shadada», la declaración de fe en un único Dios y la profecía de Mahoma. Esta inscripción aparece también en la bandera de Arabia Saudí, aunque con una caligrafía más elegante.
Pero los colores del Estado Islámico no solo ondean al viento estampados en una bandera, puesto que también se incluyen en sudaderas, camisetas y otros productos del «merchandising» del horror que propagan por la red.

«Quema la bandera»

Así las cosas, los contrarios a los yihadistas del EI ya han comenzado a hacer su particular contrapropaganda, «atacando» la bandera. La palabra sagrada de los musulmanes, Alá, está recogida en esta y se considera un sacrilegio profanarla. De ahí que hayan aparecido en la red social Twitter 'hashtags' como #Burn_ISIS_Flag_Challenge (El reto de quemar la bandera del Estado Islámico).
A este respecto, la feminista egipcia Aliaa Magda Elmahdi, de 23 años, subió a su cuenta personal de Facebook varias fotografías en las que aparece defecando y menstruando desnuda sobre la enseña yihadista.
Sin embargo, son los propios musulmanes moderados quienes se sienten más ofendidos por el uso de símbolos sagrados por parte de los yihadistas del Estado Islámico. No les consideran musulmanes, sino bárbaros que se han apropiado de una bandera sagrada.
Noticias relacionadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada