Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 27 de marzo de 2016

“El Universo no juzga: conspira a favor de lo que deseamos. Por eso, el guerrero tiene el valor de mirar hasta las sombras de su alma y ver si no está pidiendo nada nocivo para sí mismo. Y tiene siempre mucho cuidado de lo que piensa”

SÁBADO, 26 DE MARZO DE 2016

Cómo “canalizar” a Marte retrógrado

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva
“El Universo no juzga: conspira a favor de lo que deseamos. Por eso, el guerrero tiene el valor de mirar hasta las sombras de su alma y ver si no está pidiendo nada nocivo para sí mismo. Y tiene siempre mucho cuidado de lo que piensa”

Paulo Coelho 

El planeta Marte iniciará su movimiento retrógrado el próximo 17 de abril, y estará así hasta el 29 de junio. Este astro retrocede en el zodíaco cada dos años aproximadamente, y cuando lo hace, se producen distorsiones en sus cualidades.

Al retroceder Marte, su energía se reconcentra y puede causar un efecto de “olla de presión”, que en cualquier momento estalla. Es posible que esa cualidad agresiva se contenga por un tiempo, y después busque una forma abrupta de desencadenarse, pero también puede canalizarse de forma tal que genere cambios importantes en nuestra forma de hacer las cosas y nos lleve a experimentar nuevos rumbos en la vida.

Las cualidades de Marte se manifiestan en nuestra forma de hacer las cosas en la práctica, cómo nos comportamos, cómo actuamos, nuestras características de acción física; y eso sin dejar de lado que nuestros actos, son movidos por nuestros pensamientos.

Marte al retroceder, de alguna manera está frenando ese ímpetu de acción; el punto es de qué forma lo frena. Si quedamos sujetos a lo externo, es decir, a sentir que las circunstancias externas nos están frenando, entonces esta energía que pugna por manifestarse se va reconcentrando, y generando estrés, rabia o resentimiento, y cuando se produce el estallido, puede manifestarse con una acción violenta, o con una manifestación en nuestra salud, tipo agotamiento extremo, nervios, infarto, ACV, etc.

Pero si canalizamos esta “represión” de la energía marciana, y la conectamos con nuestra mente, nuestra inteligencia, impidiendo que sea el instinto básico el que nos domine, podemos utilizar esta energía de interiorización marciana, para buscar nuevas estrategias de acción, revisar en qué estamos fallando cuando hacemos las cosas, explorar nuevos caminos y alternativas, en lugar de sentirnos paralizados y con una sensación de impotencia.

Por supuesto que para drenar la energía en el plano físico, lo mejor es el deporte, las caminatas y la respiración profunda, y eso nos ayudará a tener la mente más clara y calmada, para poder autoevaluarnos, y desarrollar nuestra estrategia de cambio o reestructuración en nuestras futuras acciones.

Marte estará en Sagitario cuando empiece a retroceder el 17 de abril, un signo donde la energía de este astro nos lleva a un estado de cierta dispersión, porque tiende a abarcar mucho y después no es posible controlar todo aquello que hemos abarcado; y al retroceder allí, empezamos a sentir que hay cosas que se escapan de nuestras manos, y en ese caso, lo mejor es soltar, y entrar en el proceso de evaluación y de búsqueda.

Una vez Marte en retroceso regrese a Escorpio el 27 de mayo (y allí seguirá hasta el fin del movimiento retrógrado el 29 de junio) podremos sentir que nos recargamos de energía, y con deseos de llegar al punto más profundo de nuestra autoevaluación para provocar una transformación contundente, y una especie de renacimiento cuando Marte vuelva a avanzar.

La conexión mente-acción física estará muy favorecida para provocar cambios en lo interno y hacia lo externo, pues con la retrogradación de Marte (acción física), coincidirá la retrogradación de Mercurio (del 28 de abril al 22 de mayo), que ayudará a nuestros procesos de búsqueda interna.

Aunque esta coincidencia, en lo externo, puede provocar grandes alteraciones en las relaciones sociales y puede ser el detonante de importantes movimientos que procuren renovación en el estado de cosas existente en diversas partes del mundo que estén viviendo este tipo de procesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada