Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 13 de enero de 2014

Por favor, no sigan con el desmembramiento de nuestra histórica ciudad (y II)

El Carabobeño 10 enero 2014

Por favor, no sigan con el desmembramiento de nuestra histórica ciudad (y II)

Otro lamentable y doloroso caso es el del museo de la “Casa Páez”. Esta casa perteneció al general José Antonio Páez, quien la adquiere después de la Batalla de Carabobo, a finales de 1821, y en la que vivió hasta el año 1835. Entre los años 1826 y 1827 la hizo reedificar por los mejores artesanos, y encargó de sus pinturas al señor Pedro Castillo, artista notable de la época y abuelo materno de Arturo Michelena. En estas decoraciones y obras pictóricas hechas por Castillo se encuentran mezclados la mitología y el patriotismo. Había sido cuidada celosamente por el difunto Luis Ovalles y es la sede de la renombrada e histórica Sociedad “Amigos de Valencia”. Por decisión del actual Gobernador de Carabobo se cierra la casa del general José Antonio Páez y, hasta el momento, el gobierno regional no ha emitido una información oficial sobre esta inesperada decisión, que priva a la ciudadanía del museo mejor conservado de esta ciudad.
Dos días después de la derrota sufrida por el oficialismo en los comicios del 8D en muchos municipios de la Venezuela del cambio, entre ellos Valencia, el Gobierno central publica los decretos 664, 665 y 666, por medio de los cuales le arrebata a nuestra querida ciudad tres de sus iconos cívico-culturales: a) el Teatro Municipal, cuya construcción se inició en 1879 por órdenes del presidente de Venezuela, Antonio Guzmán Blanco, y el gobernador del estado Carabobo, don Hermógenes López, fue inaugurado en octubre de 1894; b) el Parque “Recreacional Sur”, ubicado en la parroquia Santa Rosa, fue inaugurado el 24 de junio de 1971 por el presidente doctor Rafael Caldera, con motivo del sesquicentenario de la Batalla de Carabobo, y el cual, desde su inauguración, estuvo bajo la custodia de la Alcaldía del municipio Valencia, y el organismo encargado de su mantenimiento, infraestructura y administración era Fundatur; y c) la Plaza Monumental, la segunda plaza de toros con el mayor aforo del mundo. Pero lo que hace que ésta sea Monumental no es su tamaño, sino más bien su personalidad multifacética. Fue inaugurada el día viernes 9 de febrero de 1968 por el entonces presidente de la República, Dr. Raúl Leoni, ante una numerosa comitiva conformada por autoridades regionales y nacionales, encabezada por el doctor Jorge Domínguez Nassar, presidente del Concejo Municipal valenciano, durante cuya gestión se construyó la joya taurina de Venezuela, la cual, durante los años siguientes, recibió en su arena a importantes figuras del mundo taurino.
No obstante, con el paso del tiempo, el imponente coso sufrió un deterioro significativo. El descuido fue llevándolo a la soledad, hasta que en el año 1997 la alcaldía de Valencia, al mando de Francisco “Paco” Cabrera, adopta la iniciativa de recuperarlo con una visión más amplia y futurista que aspiraba a “...convertir la Plaza Monumental en un gran escenario de eventos culturales, deportivos, religiosos y taurinos”, según asegurara, en repetidas oportunidades, el alcalde Cabrera. Aquel propósito se hizo realidad en 1998, pero el “Socialismo es eficiencia”, slogan de la anterior gestión municipal, lo abandonó por completo y hoy está totalmente colapsado.
Contra esta arremetida del Gobierno central todos los valencianos, incluyendo al actual gobernador y a muchos miembros de los niveles estratégicos de la gobernación, deben cerrar filas para defender lo que se quiere desmembrar. Todos los que sentimos y queremos verdaderamente a nuestra ciudad debemos sumarnos al movimiento aupado por el doctor Pablo Aure, cuya enaltecedora consigna reclama dignamente: “Valencia se Respeta”.
Y un último mensaje para todos los valencianos que ejercen función pública tanto en el Poder Ejecutivo, como en el Legislativo y en el Judicial a nivel nacional, regional y/o municipal... no se olviden del dicho coloquial que reza: “Es preferible morir de pie, que vivir de rodillas”.
chichipaezf@gmail.com || @chichipaez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada