Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 22 de marzo de 2015

El momento es propicio para decir lo que nos molesta, para expresar lo que nos causa dolor, para comunicarnos desde el fondo de nuestros corazones y sacar todo aquello que nos haya causado resentimiento, rabia, tristeza. Es un momento mágico donde podemos sanar con la palabra y también con el pensamiento; podemos reconocer en nuestra mente aquello que nos perturba, comunicándonos con nosotros mismos, sincerándonos, haciéndonos conscientes de nuestros pesares para sanarlos, para drenarlos, e incluso, para expresarlos de manera creativa escribiendo, pintando, haciendo música o aconsejando a otros sobre aquello que hemos vivido y que nos queda como experiencia para ayudar a los demás.

DOMINGO, 22 DE MARZO DE 2015

Tiempo de Aries, la fuerza del “yo”

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva
Recién estamos iniciando el ciclo mensual de Aries, con la entrada del Sol a este signo el pasado 20 de marzo, donde estará hasta el 20 de abril.

Aries, el signo que da inicio al año zodiacal, se relaciona precisamente con esta energía vital, este primer impulso de vida. Por eso bajo su influencia cósmica, podemos desarrollar al máximo nuestra capacidad de emprendimiento y poner a lo que hagamos, pasión, entusiasmo y vitalidad.

El Sol, que es el centro de nuestro ser, se “exalta” en Aries, es decir, se sobredimensionan sus energías, de manera que si en estado normal su tendencia es a ser centro de atención, exaltado llega a un nivel en el cual no existe nada más que él, es decir, el “yo”, el ego, Por eso la palabra clave de Aries es “yo soy”.

Esa sobredimensión del ego es la característica primordial de Aries, de allí viene la palabra “egoísmo”, que siempre asociamos en su significado más simple, a alguien que no comparte sus cosas, que solo piensa en sí mismo y no en los demás. Esto forma parte de ese significado, por lo que uno de los aprendizajes de Aries es compartir, relacionarse con los demás, saber ceder.

No debemos asociar el “egoísmo” ariano a la maldad, pues viéndolo desde la cualidad del signo, se trata de  la energía del niño que está descubriendo el mundo, que no entiende negativas y que cuando quiere algo va directo a su objetivo, y si no puede obtenerlo arma una rabieta.

El tiempo de Aries nos conecta con el impulso necesario para que se inicie la acción, nos provee de la pasión del fuego que se lleva todo por delante. El ambiente se llena de impaciencia, de atrevimiento; no es un tiempo para razonar, sino para actuar.

Marte es el planeta regente de Aries; la mitología lo ubica como el Dios de la Guerra. Marte es el principio de conquista, se relaciona con la confrontación, la energía, el impulso agresivo, la acción, la inducción y el estímulo. Marte manifiesta la intensidad de la acción instintiva e inmediata que no mide consecuencias

Y justamente en estos momentos Marte está en su casa, en Aries, en su mejor nivel energético, y le dará mayor empuje al ambiente que provoca este signo, en lo que queda de marzo, pues empezando abril cambiará de franja zodiacal.

MERCURIO CON QUIRÓN…

Este martes 24 de marzo, Mercurio, el astro de las comunicaciones y los procesos mentales, hará conjunción con Quirón, el sanador herido, en Piscis; ambos estarán en un mismo punto del zodíaco y amalgamarán sus energías.

El momento es propicio para decir lo que nos molesta, para expresar lo que nos causa dolor, para comunicarnos desde el fondo de nuestros corazones y sacar todo aquello que nos haya causado resentimiento, rabia, tristeza.

Es un momento mágico donde podemos sanar con la palabra y también con el pensamiento; podemos reconocer en nuestra mente aquello que nos perturba, comunicándonos con nosotros mismos, sincerándonos, haciéndonos conscientes de nuestros pesares para sanarlos, para drenarlos, e incluso, para expresarlos de manera creativa escribiendo, pintando, haciendo música o aconsejando a otros sobre aquello que hemos vivido y que nos queda como experiencia para ayudar  a los demás.

Esta conjunción de Mercurio y Quirón en Piscis puede servir de equilibrio ante las impetuosas energías arianas que nos envuelven en un remolino de acción, que se agiganta con la presencia de Urano en este signo; por eso, en medio de tanto agite, es bueno tomarnos un tiempo para ver qué está pasando con nuestro ser interno, y un tiempo para comunicarnos efectivamente con los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada