Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 27 de marzo de 2015

Me parece mentira estar escribiendo algo tan de los años de los hippies aqui en Valencia y en pleno S. XXI, con referencia al Don Juan de Carlos Castaneda y sus hongos alucinógenos, tan de moda en los años 60/70.El uso de la ayahuasca se está expandiendo cada vez más en la sociedad occidental. En Internet y otros medios de comunicación se pueden encontrar referencias a la ayahuasca con frecuencia creciente. Sin embargo resulta difícil encontrar información objetiva sobre los potenciales riesgos y beneficios asociados a su consumo, así como de lo que uno se puede encontrar cuando decide participar en una sesión. Aquí encontrarás esta información que te ayudará a que puedas tomar decisiones responsables, reducir los riesgos y maximizar potenciales beneficios.

Ayahuasca o Yagé, medicina ancestral para el Alma

ayahuasca
 El Yagé / Ayahuasca 
El Ayahuasca, también conocido como Yagé o Caapi, es una bebida enteogénica resultante de las decocciones de múltiples plantas. El componente básico es una decocción de la liana Banisteriopsis caapi, cuya propiedad es su contenido de inhibidores de la monoaminooxidasa, conocidos como IMAOs. Ayahuasca_and_chacruna_cocinandoSe mezcla con las hojas de arbustos del género Psychotria, por su contenido de dimetiltriptamina (DMT), también llamada la “molécula espiritual”.DMT es un producto químico que se encuentra en todos los seres vivientes. El celebro humano produce DMT en dos ocasiones; cuando uno sueña y cuando uno muere. Este producto químico está ubicado en el centro del celebro, específicamente en la glándula pineal. Estas plantas secretan cantidades enormes de DMT en el celebro. El DMTayuda a aumentar la capacidad mental hasta 6 veces más de lo normal (se estima que un cerebro normal utiliza entre el 5 y 10% de su capacidad).
En quechua ayahuasca significa ‘soga de muerto’ por su etimología aya ‘muerto, difunto, espíritu’ y waska ‘soga, cuerda’, ya que en la cosmovisión de los pueblos nativos el ayahuasca es la soga que permite que el espíritu salga del cuerpo sin que este muera.
Se usa en rituales médicos o religiosos y en la medicina tradicional de los pueblos nativos amazónicos.
Usos
ayahuasca-preparadoEl ayahuasca tiene un origen milenario entre las culturas del Amazonas de Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador y Brasil. Pueblos indígenas de Centroamérica tienen medicinas similares en sus ceremonias, como el Peyote o Mezcal.
El grupo étnico Shuar del sur y la frontera del Ecuador y Perú (Jívaros por como los llamaron los españoles), hacen uso de el ayahuasca con el nombre de “Natem” por los “Uwishin” (nombre del chamán Shuar). Los Shipibo Conibo del Perú usan en sus ceremonias y ritos de curación desde tiempos muy antiguos esta preparación. Del mismo modo como resaltan las comunidades Inga y Kamsá en la amazonía colombiana por su importante uso del Ayahuasca o Yagé para la práctica etnomedicinal. Los chamanes o médicos shipibos (Junes, Onayas, Murayas y Mutsarawas por su rango) herederos del conocimiento ancestral de las diferentes mezclas, preparaciones y usos del ayahuasca, utilizan estas adiciones para diferentes motivos, determinando las plantas que agregan según el efecto u objetivo buscado, ritual, ceremonial o curativo.
La preparación varía según los grupos indígenas, las poblaciones y los médicos chamanes de cada población, guardando cada uno su secreto y habiendo diversas recetas con diferentes agregados.
Propiedades curativas
mandelbrot-1Es una sustancia de utilidad en ciertas aproximaciones terapéuticas y de autoconocimiento, y está siendo estudiada desde hace tiempo por médicos, farmacólogos, psicólogos y psiquiatras de todo el mundo como herramienta para diversos problemas, con especial relevancia en ayudar a los sujetos a romper con los procesos y hábitos dañinos para sí mismos y para otros. De hecho, su uso en tratamientos de desintoxicación y adicciones es un hecho en países como Brasil y Perú configurándose como uno de los tratamientos más punteros para las farmacodependencias.
El ayahuasca puede ser una terapia efectiva en el campo de la psiquiatría y la psicología en el tratamiento de la depresión y la ansiedad así como los problemas de personalidad y la esquizofrenia. Su compleja farmacología, muy relacionada con la sinergia existente entre diversos alcaloides, al tiempo que la escasa toxicidad demostrada por los diversos y ya numerosos estudios científicos que se van elaborando, es uno de los aspectos más relevantes de este preparado vegetal.

Toma de Decisiones

Decidir tomar ayahuasca

La decisión de participar en una sesión siempre tiene que tomarla la persona misma, no
de un familiar o un amigo. Esta decisión se tiene que basar en una idea clara de los
potenciales riesgos y beneficios con relación al historial médico, salud mental, y estado
de ánimo general. La ayahuasca es presentada a veces como una panacea para muchos
males, y en ocasiones puede parecer una salida fácil para solucionar problemas
personales. Sin embargo solamente es una herramienta, que en el caso de ser bien
utilizada, puede actuar como catalizador del proceso terapéutico o del proceso de
crecimiento personal. Cada persona es un distinta, gran parte de nuestros procesos
mentales y emociones internas es terreno desconocido. Ahí es donde esta herramienta
puede tener su función: puede permitir ganar más consciencia sobre las emociones, los
pensamientos, el comportamiento, el cuerpo y las relaciones interpersonales. Esta mayor
consciencia en estas áreas puede permitirnos trabajar estos aspectos para lograr
estrategias que mejoren nuestra vida.

Tipo de sesiones

Las sesiones con ayahuasca generalmente se hacen en un contexto grupal de unas de
5 a 25 personas, si bien hay a veces se encuentran sesiones con hasta 100 o más personas.
Las sesiones se desarrollan casi siempre durante la noche, aunque infrecuentemente
puede haber sesiones durante el día. Una sesión de ayahuasca suele durar entre 3 y 7
horas. Hay centros o grupos donde uno se queda a dormir después de la sesión, pero no
siempre es el caso. La sesión siempre está conducida por un facilitador que puede ser
un curandero, un chamán o neochamán, un terapeuta, un padrinho o Mestre en las iglesias

ayahuasqueras, o cualquier otra persona que en principio ha experimentado ampliamente
con ella y conoce bien cómo guiar sesiones. En el principio de la sesión puede dedicarse
un tiempo para compartir las intenciones de cada uno con relación a la sesión, para
qué ha decidido participar, y una vez terminada la rueda de intenciones, se reparte la
ayahuasca y se inician las tomas.
La experiencia con ayahuasca puede tener muchas fases. A veces la exploración de los
mundos internos viene acompañada de dolor emocional, o de algún tipo de sufrimiento
o de liberación de tensiones, por lo que no es raro que en las sesiones de ayahuasca,
sobre todo las más orientadas a la cura, haya llantos e incluso gritos en la sala a lo largo
de la noche. También los efectos purgativos de la ayahuasca hacen que puedan producirse
vómitos, lo cual se hace en un cubo dentro de la sala o fuera en un lugar destinado
para tal fin. En general, la música que utiliza facilitador es lo que conduce la experiencia,
aunque hay guías que trabajan también con silencio.
En general hay 3 tipos de sesiones: tradicional / chamánica, terapéutica y religiosa,
si bien los tres tipos de trabajos están muy interconectados: una sesión chamánica o
religiosa puede tener efectos terapéuticos, así como en una sesión terapéutica pueden
ocurrir experiencias místico-religiosas.
La sesión chamánica
Hay todo un abanico de sesiones tradicionales o chamánicas. Estas sesiones suelen estar
dirigidas por chamanes, también llamados ‘curanderos’ o ‘vegetalistas’ originarios de
Sudamérica o por sus discípulos occidentales que se han formado en estas tradiciones
indígenas, en ocasiones llamados neochamanes. Este tipo de trabajos están muy orientados
a la curación, con un enfoque espiritual y pueden implicar prácticas purgativas previas a
la toma de ayahuasca, por ejemplo con tabaco, con el fin de “limpiar” el organismo de posibles
toxinas. Las sesiones suelen celebrarse en la oscuridad o al rededor de un fuego, donde
la experiencia es guiada por los silbidos y los cánticos del chamán y puede haber música en
directo con instrumentos como maracas, tambores, arpa de boca, etc. El tipo de música es
diferente en las diferentes tradiciones y países. Por ejemplo, en Perú utilizan canciones que
se llaman Icaros.
El chamán o curandero suele acompañarse de asistentes que ayudan a los participantes en
las cuestiones prácticas como ir al baño, o en momentos difíciles y participan también en la
ejecución musical. El chamán puede utilizar técnicas como soplar humo de tabaco a los
participantes, ambientar la sala y perfumar a los participantes con inciensos como palo
santo o agua florida, a parte de guiar la sesión con la música y/o los cánticos. Son sesiones
en las que se exige un intenso trabajo personal. La cosmovisión de estas sesiones está
basada en la cosmovisión tradicional indígena, que tiene un enfoque espiritual y espiritista,
a diferencia de las sesiones con enfoque terapéutico más occidental.
La sesión terapéutica
En los contextos con enfoque terapéutico, entendidos en un marco de psicoterapia
occidental, la ayahuasca es considerada una herramienta útil para trabajar procesos
terapéuticos o de crecimiento personal. Estas sesiones suelen incorporar un trabajo previo
de preparación para la toma, así como un trabajo de integración posterior a la misma.
Este tipo de sesiones variarán según la persona facilitadora y el estilo que tenga.
Algunas variantes pueden ser la posibilidad de realizar sesiones individuales, el uso de
distintos tipos de música, alternando la música en formato digital con la música en directo,
o trabajar con el silencio de distintas maneras.
Es más frecuente encontrar sesiones en las que se realice un trabajo terapéutico previo y
posterior a la toma en el contexto terapéutico que en el chamánico, en el que habitualmente
el trabajo no suele prolongarse mucho más allá del contexto de la toma y en el mejor de
los casos, una sesión de integración a la mañana siguiente.
Religiosa
En muchas partes del mundo se encuentran iglesias sincréticas de origen Brasileño
que utilizan la ayahuasca como sacramento. Las más importantes son el Santo Daime,
la União Do Vegetal y Barquinha. Los miembros de estas iglesia suelen tomar ayahuasca
frecuentemente, entre 2 a 4 veces al mes (En La Cumaca de San Diego se toman hasta 4 veces
en una misma noche). Si bien el contexto de las iglesias es religioso, también hay trabajos de
cura y de otro tipo, de tal forma que los fines religiosos, curativos y de cohesión comunitaria
suelen estar entremezclados. Este tipo de sesiones están muy ritualizadas y tienen reglas
y pautas muy precisas acerca de cómo participar y comportarse durante las sesiones. En
las ceremonias se suelen cantar himnos, pero también hay sesiones en silencio, de
concentración. En algunos grupos durante las sesiones los participantes hacen preguntas
a los mestres acerca de cuestiones filosóficas y religiosas. Hay sesiones que se realizan
estando sentados y otras bailando pasos sencillos y repetitivos. Dependiendo de los grupos,
después de la ceremonia los participantes se van o no a casa, sin hacer o habiendo hecho
trabajos de integración. En realidad hay tanta variedad como iglesias. En cualquier caso,
por tratarse de comunidades pequeñas de iniciados, suele haber un seguimiento de los
procesos de cada persona que puede estar más o menos formalmente supervisado.

Como elegir un centro

Si has decidido de tomar ayahuasca, es importante escoger un contexto adecuado en
consonancia con tus intenciones y con lo que buscas de esta experiencia. En general,
es mejor evitar asistir a sesiones en las que no se oferta ningún tipo de preparación y,
más importante, integración. Es recomendable también elegir sesiones en las que los
ofertantes realicen cierto seguimiento de las personas, ya que así, en caso de que
experimentes
problemas duraderos en el tiempo o dificultades integrando la experiencia, puedas
recibir ayuda más prolongada. En general, también es aconsejable escoger un sitio donde
uno se pueda quedar a dormir después de la toma, o pasar todo el fin de semana.
Para la mayoría de las personas la experiencia con ayahuasca es una experiencia introspectiva
en la que uno está la mayor parte del tiempo con los ojos cerrados mirando ‘hacia dentro’,
aunque el factor grupal juega un papel importante. Puede ocurrir que uno se sienta
incómodo por encontrarse en un grupo rodeado de desconocidos con quien compartirá
esta sesión. Conocer a tus compañeros antes de la toma, o compartir intenciones en grupo
suele ayudar a relajar dicha incomodidad.
Otros aspectos importantes para elegir un centro o un grupo de encuentro es que se
cuenten con criterios de exclusión, esto es, que se entreviste previamente a la persona de
tal forma que no se permita participar a quiénes se sospeche que la experiencia con ayahuasca,
en vez de beneficiarle, puede perjudicarle. Si no existen criterios de exclusión, si no
preguntan por el historial médico o por posibles antecedentes psiquiátricos, o no informan
sobre los riesgos de tomar ayahuasca presentándola como una panacea que lo cura todo,
entonces no se trata de un contexto de toma responsable y seguro. Si un curandero u otro
tipo de facilitador tiene una apariencia de gurú, se vende como el mejor ayahuasquero del
mundo o no es sensible a tu situación personal ni a los motivos por los que quieres participar,
tampoco es muy recomendable que pongas tu fe en esa persona. Lo mismo si hay acercamientos
por parte del guía con connotaciones sexuales. Tampoco es buena indicación si la persona
promete garantías acerca de los resultados de la sesión.
Básicamente, si la información sobre la ayahuasca aportada por el organizador previa a la
sesión tiene un enfoque objetivo, en consonancia con la información que se aporta en este
texto, los grupos que dirige son reducidos con no más de unos 20 participantes por sesión,
hay asistentes que ayudan al guía y se realiza una preselección de los participantes,
entonces es buena señal. Aun así siempre es buena idea escuchar opiniones sobre centros
y grupos en las redes sociales o a conocidos que hayan participado previamente.
Cuando hayas decidido con quién tomar ayahuasca asegúrate de tener una entrevista
personal previa con él/ella unos días o semanas previos a la sesión. Muchos guías ponen
restricciones de hábitos cotidianos, como dejar de comer sal o abstenerse de mantener
relaciones sexuales unos días previos a la toma. Cada guía tiene su propio criterio y si vas
a tomar con él y a depositar en él tu confianza, sigue sus recomendaciones aunque no
compartas del todo las razones de dichas restricciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada